viernes, 16 de marzo de 2012

SSPX - Nuevo comunicado de la Santa Sede

Del Vatican Information Service:

COMUNICADO SOBRE LA FRATERNIDAD SACERDOTAL SAN PIO X

Ciudad del Vaticano, 16 de marzo de 2012 (VIS).-Publicamos a continuación el comunicado emitido esta mañana por la Oficina de Prensa de la Santa Sede relativo a la fraternidad San Pio X.

“Durante el encuentro del 14 de septiembre de 2011 entre el cardenal William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de la Pontificia Comisión 'Ecclesia Dei' y el obispo Bernard Fellay, Superior General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, fue entregado a este último un 'Preámbulo doctrinal', acompañado de una 'Nota preliminar', como base fundamental para el logro de la reconciliación plena con la Sede Apostólica. Se enunciaban allí algunos principios doctrinales y criterios de interpretación de la doctrina católica necesarios para garantizar la fidelidad al Magisterio de la Iglesia y el 'sentire cum Ecclesia'".

“La respuesta de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X con respecto al 'Preámbulo doctrinal', mencionado más arriba, recibida en enero de 2012, fue sometida al examen de la Congregación para la Doctrina de la Fe y, sucesivamente, al juicio del Santo Padre. En cumplimiento de la decisión del Papa Benedicto XVI, en una carta entregada hoy se ha comunicado al obispo Fellay la evaluación de su respuesta. En la carta se observa que la posición por él expresada no es suficiente para superar los problemas doctrinales que subyacen a la fractura entre la Santa Sede y dicha Fraternidad”.

“Al término del encuentro de hoy, guiado por la preocupación de evitar una ruptura eclesial de consecuencias dolorosas e incalculables, se ha invitado al Superior General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X a aclarar su posición, a fin de que se recomponga la fractura existente, como desea el Papa Benedicto XVI”.

Habrá que esperar al menos unas horas para ver la reacción de la SSPX y de las webs tradicionalistas, pero teniendo en cuenta la única "parte" de la respuesta de la SSPX que se conoce (la respuesta del padre Gleize al artículo de mons. Ocariz), supongo lo siguiente:

Lo que Roma debe estar exigiendo en estos momentos a la hermandad es que diga si considera al Concilio Vaticano II como un acto magisterial válido, al cual se le debe el grado de asentimiento correspondiente al Magisterio auténtico (no infalible), o no. La tesis de Gleize pareciera indicar un rechazo "in toto" del Concilio Vaticano II como acto magisterial legítimo, aunque ciertamente esta no fue la postura de mons. Lefebvre (que de hecho, dio su placet a mas de uno de los documentos del Concilio).

Como he dicho en más de una ocasión, tal postura sería inaceptable para la Santa Sede. Además, debe decirse que los argumentos aducidos por Gleize son absolutamente insuficientes. De ser admitidos cómo válidos, se pondría en riesgo la relación entre la "Ecclesia Docens" y la "Ecclesia Audiens", otorgándole a esta última autoridad para rechazar como inválido cualquier acto magisterial según su juicio privado. Por el contrario, es praxis católica tradicional el que, ante la duda en cuanto a la autoridad de tal o cual acto magisterial, es el Magisterio mismo quien debe aclararla.

Una cuestión distinta (que la hermandad pareciera mezclar) son las proposiciones particulares del Concilio Vaticano II que la SSPX no acepta. Como también he dicho en alguna ocasión, al no ser estas proposiciones "de fide", Roma no tendría porque negar status canónico en base a un disenso con respecto a ellas. El mejor ejemplo de esto son los "Feeneyitas".

Sin embargo, podría ser (y esto también puede haber suscitado el pedido de aclaración por parte de la Santa Sede) que la HSSPX considere estas proposiciones particulares, no solo como erróneas o "no tradicionales", sino como heréticas. Eso si que sería inaceptable para Roma, y requeriría mayor detalle por parte de la hermandad, a saber, presentar la argumentación teológica por la cual se considera a las proposiciones en cuestión como (a) contradictorias en sentido estricto con un pronunciamiento previo (b) infalible o irreformable.

Bueno, veremos como sigue esto.

2 comentarios:

  1. Estimado WebMaster:

    Es necesario recordar a los lectores que, un principio fundamental de la filosofia establece que, "para que una cosa sea buena, debe ser INTEGRALMENTE buena" (o sea que basta una parte mala para envenenar el todo... No me entretendre en la demostracion de este principio).

    Asi pues, los "errores" del cvii no son meras "añadiduras" a corregir o "enmenduaduras" por realizar, sino que hacen, EN SU CONJUNTO (entiendse: toda la obra completita) al cvii como inaceptable para la Doctrina Catolica Ortodoxa.

    Y el demostrar que tales "errores" son efectivamente, hereticos, es cosa facil de lograr, pues, son errores DOCTRINALES evidentes, y el sostenerlos CONTUMAZMENTE, es signo de la perdida de membresia.

    Solo para apuntar un de estos errores:
    el documento "dignitatis humanae" afirma cosas totalmente contrarias al Dogma... Y una parafrasis del mismo, que los remarca y los hace evidentes aun al lego...

    http://derechosdedios.info/b2evolution/index.php?title=parafrasis-de-dignitatis-humanae&more=1&c=1&tb=1&pb=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado DerechosDeDios,

      El principio filosófico que usted pretende aplicar al Concilio Vaticano II no es la forma en la que procede la teología dogmática. De hecho, si así fuese, deberíamos descartar el Concilio de Florencia como herético, ya que erró al definir la forma del Sacramento del Orden, error que tuvo que ser corregido por Pío XII.... y lejos de descartar dicho Concilio, Pío XII simplemente corrigió lo que debía ser corregido. La errónea aplicación de este principio también nos llevaría a descartar todos los textos de Orígenes y Tertuliano, el Magisterio del Papa Juan XXII, etc.

      ¿Dice usted que DH contradice a los dogmas? Temeraria acusación, y con mínimo fundamento... su paráfrasis de DH es un chiste. ¿No se ha enterado usted que lo que DH define es un derecho a la inmunidad de coacción por parte del estado y no la libertad moral de adherir al error? ¡Lea el catecismo hombre!

      ¿Donde ha definido la Iglesia que el estado posee de suyo derecho a ejercer coerción en materia religiosa sobre no-bautizados? ¡Ni siquiera la Iglesia reconoce para si misma tal derecho! Ciertamente el estado posee un derecho indirecto a ejercer coerción en pos del bien común (que DH no niega), pero cuando no se verifica lesión al bien común, el estado carece de jurisdicción para coercer la práctica religiosa errónea.

      Hágase un favor a usted mismo, y desde una vuelta por el blog de Martin Ellingham acerca de la libertad religiosa:

      http://lalibertadreligiosa.wordpress.com/

      Lea exhaustivamente dicho blog desde el principio, incluidos los artículos citados.

      Tiene usted dos opciones: o se pone a estudiar o se llama a silencio; de otra forma se hará reo de un grave pecado, ya que sus gravísimas acusaciones contra el Magisterio de la Iglesia parten de una ignorancia que usted puede ahora subsanar.

      Un cordial saludo.

      Eliminar

 
Copyright © La Ermita de Tinchín | Theme by BloggerThemes & frostpress | Sponsored by BB Blogging | Additional artwork by Artin Shahbazian (Ascension of Christ chapel photo) and Nerijus Antnanavicius (Hermit Crab drawing), the latter used without permission (yet)